Archive for the ‘Adicción a Internet’ Category

¿Adicto a Internet?

Viernes, Febrero 24th, 2012

sos-adicto-al-internet-infografia.png

“Un Rorschach en el futuro”

Miércoles, Diciembre 1st, 2010

A pedido de un colega amigo, fanático del Test de Rorschach, comparto el último capítulo (ficción) de mi libro Vidasconect@das. La pantalla, lugar de encuentro juego y educación en el siglo XXI, Frontera Ed. del año 2005.

 

 vidasconectadas2005.jpg

_____________________________________________________________________

Originalmente  ponencia “Rorschach y después… qué?” en el cierre de la actividad académica de Cátedra de Diagnóstico de la Facultad de Psicología de la UDELAR, 2003

_____________________________________________________________________

En la habitación de su casa reservada para la consulta, X. Perez chequea su reloj. Ya es la hora. Vistiendo su atuendo de psicólogo, con la correspondiente identificación del seguro; elemento imprescindible que lo habilita a ejercer su profesión; se prepara para la sesión psicodiagnóstica.

Con su mano abre sobre su derecha un cajón virtual, y repasa la pre-entrevista.

María, una joven mujer está teniendo problemas con su pequeño Tomás nacido luego de varios intentos fallidos de clonación. “Se parece mucho el pequeño”- había dicho en la pre-entrevista - “a su hermanito fallecido en un accidente unos años atrás”.

María a 2500 Km de distancia, ha alquilado desde su casa, una habitación virtual a través de la cual se conectará con el licenciado Perez durante una hora.

 

Suena una tenue chicharra en los oídos de Perez  anunciando la inminencia del contacto.

Tras abrir la puerta virtual y encontrarse cara a cara, se saludan.

“Buen día, encantada” saluda María.

“Buen día, María. Hola, Tomás” dice Perez mirando a ambos a través de sus lentes.

“Ud. es  tal cual quería” exclama María.

“Me alegro” responde Perez, pensando para sí que los datos recabados por el seguro habían sido ajustados. El cuerpo virtual que estaba presentando y estrenando, se ajustaba a los deseos de María quien deseaba consultar con un hombre de su edad y aspecto físico.

Perez vislumbra cierta actitud de resistencia en Tomás quien hace fuerza para quitarse el traje virtual, generando entonces dificultades en la visualización del pequeño.

“Está algo nervioso. Ha tenido malas experiencias” justifica María a su pequeño, mientras logra prender partes del atuendo del niño que reactivan su inmersión en el consultorio virtual.

 

Comienza entonces María a relatar el motivo de la consulta:

“El niño quiere asistir a la escuela, a pesar que todos sus compañeros se conectan desde el centro informático del condominio. No sé por qué hace eso, no es normal que un niño quiera salir de su casa pudiendo quedarse cómodo en su lugar. Estoy francamente desconcertada” dice María con aire de preocupación.

“Otra cosa que me preocupa es que siempre quiere vestir el mismo cuerpo, no importa donde vaya. Nunca quiere cambiarlo por más que le he mostrado infinidad de posibles alternativas.

Nunca quiere usar cuerpo de nena a pesar de los intentos de la maestra por convencerlo de la importancia de poder ponerse en el lugar de sus compañeras para la clase de convivencia social. Es un niño poco plástico”.

 

En el transcurso del psicodiagnóstico se ve esa dificultad para las transformaciones.

Le cuesta mucho trabajo a María que Tomás se coloque frente al Rorschach View para comenzar la sesión de proyectivos. Finalmente comienzan a pasar sobre los ojos de Tomás las láminas virtuales. Una pantalla a la izquierda de Perez va mostrándole las ideas en forma de texto y las imágenes que se generan en la mente de Tomás al ver las láminas una tras otra. El propio programa se encarga de la clasificación. Tomas sólo ve las láminas y todos los pensamientos e imágenes son traducidos en pantalla  a 2500 km de distancia.

 

 

Observaciones preliminares

 

Tomás logra a través del Rorschach un adecuado número de respuestas explícitas.

Se enumeran siete recuerdos espontáneos surgidos en la administración del test. Tres de ellos se relacionan con escenas familiares, dos con la escuela y los otros dos restantes son fantasías diurnas.

La gráfica de  niveles de serotonina,  acetilcolina y noradrenalina se mantienen dentro de los parámetros normales, excepto en las láminas: 3 en la cual casi alcanza el percentil 95 y en la 10 en donde se observan ciertas alteraciones que no llegan a configurar un síndrome.

 

En pantalla predominan las imágenes por sobre el texto, lo que muestra una supremacía del pensamiento visual sobre el textual. En general las imágenes tienden a ser algo borrosas.

No hay cambios de ángulo, ni de perspectiva en las imágenes. El ángulo siempre es el del enfoque. Este tipo de visualización se correlaciona con los resultados obtenidos en el WISC-8-R que mostraba un índice de distractibilidad bajo. Estos resultados lo ubicaban por debajo de la media de ADD esperable para su edad.

No hay sonidos en juego entre sus asociaciones, con un índice bajo de musicalización de los acontecimientos.

Las áreas que se colorean en el 2Beta PET Scan no se corresponden con ningún patrón específico de funcionamiento neuronal categorizado en el programa original.

 

La lámina IV es la lámina que genera mayor movimiento neuronal, generando una suerte de descarga con un patrón que se corresponde en sus frecuencias con el observado en niños con convivencia paterna prolongada.

Estudios en países de Indice 3 en su escala de desarrollo social, con una convivencia con ambos portadores de los cromosomas fecundantes, muestran un patrón similar al de Tomás.

 

 

Análisis del material

 

Tiene buen contacto con la realidad señala el texto del informe final tras analizar todas las respuestas a las láminas y el buen número de respuestas confabuladas (antes llamadas patológicas).

 

La aparición de respuestas globales W muestran cierta rigidez e incapacidad de transformación lo que hablaría de cierta falta de plasticidad en sus procesos de mutación.

Se marca también un adecuado número de respuestas de tipo Global confabulatoria-combinatoria y de respuestas adaptativas (antes llamadas Global contaminada) que relativizaría la aparición de las globales W.

 

La ausencia de color virtual (antes llamado color forzado) muestra la dificultad de interacción del niño con la virtualidad y su baja capacidad para internarse en nuevos mundos. El espíritu conservador de Tomás se refleja en su voluntad de asistir a la escuela en lugar de hacerlo en forma virtual como lo hacen los niños de su  edad.

 

 

 

 

 psicoterapia.jpg

 

La intimidad cuestionada

Viernes, Mayo 15th, 2009

redes-sociales-universales.jpg El periodista Sebastian Rebellato me hizo una nota para el Boletín Saleciano de abril de este año. La misma está titulada “Amigos son los amigos” y recoge algunas ideas mías al respecto de Facebook, el manejo de la privacidad y el valor de esta plataforma en la sociedad actual. Sea para interactuar con conocidos, para intentar rastrear viejas amistades, para subir fotos o comentarios, para jugar o por mera diversión, lo social tiene una importancia capital en el tema de las redes, sumada a la posibilidad de autoexpresión que ofrece la plataforma. Pero además de eso , el tema de la intimidad o de lo que en otro lugar he denominado outimidad es clave para entender las redes sociales. Este es un tema apasionante por las múltiples aristas que tiene: culturales, sociales, grupales e individuales. Lo que solía estar dentro, a resguardo, hoy se sale de sus cauces y se tralada al exterior. 140million2.png La Red permite ampliar el capital social digital y ofrece oportunidades de destaque y liderazgo a través del compartir de contenidos como  nunca antes se había podido en la historia. En los jóvenes todo se muestra, en una exteriorización importante y tan permanente como adictiva. En este contexto, su busca orientar a la gente en el manejo de sus datos, como lo hace por ejemplo la firma  S21sec . Se busca de este modo que la intimidad perviva. ¿Pero no será más complejo el asunto? ¿No estaremos acaso frente a una mutación del concepto sociohistórico de intimidad? El propio concepto de amigo está llamado al cambio por la fuerte incidencia de las redes sociales.  De ser así muchos de estos consejos  que ofrece S21sec parecerán extraños dentro de algunas décadas. Veremos. Igualmente… amigos …son los amigos.

949050.jpg 

 

La inmersión en Twitter tal como en un videojuego

Lunes, Abril 6th, 2009

juegos.jpg ,Investigando acerca de Twitter, siguiendo las siempre atinadas recomendaciones de Dolors Reig, me he encontrado con un artículo más que interesante acerca de la Psicología de Twitter. Para mi sorpresa en medio del artículo del blog de Psychology Today me topé con la siguiente frase que transcribo a continuación: First, it’s genuinely an addictive process. I used to design videogames, so I’m pretty good at tuning gameplay “action”… Twitter is definitely designed to encourage addictive usage. When I designed games, we would measure eyeblink rates to see if the player was entering a state of “flow” during gameplay. If the blink rate dropped precipitously after a few minutes of play, the game would most likely be a hit. And if you test a heavy twitter user in the same way, I’ll bet that a similar thing is happening - a drop in the blink rate, some pupil dilation, and a surge in neuro-adrenaline.

redes-sociales-mundo_peq.gif 

El concepto de flow sigue apareciendo como crucial a la hora de entender lo que sucede en los videojuegos. Lo interesante aquí es esta medición de la intensidad de la inmersión  a través del parpadeo de los ojos. Lo otro, también interesante es, como en este caso, la inmersión no está dada necesariamente por el aspecto gráfico (como muchos psicólogos piensan) sino por la estructura envolvente de la situación. En este caso que se describe en el artículo, lo envolvente son los updates de las personas que se siguen a través de Twitter, el llamado “ambient awareness o social awareness”.

twitter.jpg

Viernes, Julio 11th, 2008

adiccion-images-i.jpgPronto compartiré algunas cuestiones referentes a las adicciones tecnológicas

que espero puedan resultar de interés tanto para profesionales como usuarios.

adiccimages.jpg

Padres preocupados…docentes también….

adiccion-a-internet.jpg todo un tema para volver.adiccion-a-internet.jpg

Adicciones

Viernes, Julio 11th, 2008

Test de adicción a Internet

Viernes, Julio 11th, 2008

adiccion-images.jpgPara los que quieran salir de dudas…o para aquellos que quieran simplemente

ver cómo están de su fanatismo a la Red, he aquí un instrumento

para evaluar su adicción a la Red.

Traducción y adaptación: Dr. Luis I. Mariani del Internet Addiction Test de Kimberley Young
  INSTRUCCIONES:  Marque el casillero, para cada una de las 20   preguntas, que represente con mayor
  precisión lo que usted experimenta  respecto al uso de Internet:
  


1. Con que frecuencia se encuentra con que lleva más tiempo navegando del que pretendía estar?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = Nunca

2. Desatiende las labores de su hogar por pasar más tiempo frente a la computadora navegando?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

3. Prefiere excitarse con fotos o videos a través de Internet en lugar de intimar con su pareja?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

4. Con que frecuencia establece relaciones amistosas con gente que sólo conoce a través de Internet?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = Nunca

5. Con que frecuencia personas de su entorno le recriminan que pasa demasiado tiempo conectado a Internet?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = Nunca

6. Su actividad académica (escuela, universidad) se ve perjudicada porque dedica demasiado tiempo a navegar?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

7. Con que frecuencia chequea el correo electrónico antes de realizar otras tareas prioritarias?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 =

Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = Nunca

8. Su productividad en el trabajo se ve perjudicada por el uso de Internet?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

9. Se vuelve precavido o reservado cuando alguien le pregunta en que dedica el tiempo que pasa navegando?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

10. Se evade de sus problemas de la vida real pasando un rato conectado a Internet?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

11. Se encuentra alguna vez pensando en lo que va a hacer la próxima vez que se conecte a Internet?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

12. Teme que su vida sin Internet sea aburrida y vacía?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

13. Se siente molesto cuando alguien lo/a interrumpe mientras esta navegando?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

14. Con que frecuencia pierde horas de sueño pasándolas conectado a Internet?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = Nunca

15. Se encuentra a menudo pensando en cosas relacionadas a Internet cuando no está conectado?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

16. Le ha pasado alguna vez eso de decir “solo unos minutitos más” antes de apagar la computadora?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

17. Ha intentado alguna vez pasar menos tiempo conectado a Internet y no lo ha logrado?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

18. Trata de ocultar cuanto tiempo pasa realmente navegando?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

19. Prefiere pasar mas tiempo online que con sus amigos en la vida real?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

20. Se siente ansioso, nervioso, deprimido o aburrido cuando no está conectado a Internet?


1 = Raramente

2 = Ocasionalmente

3 = Frecuentemente

4 = Muy a menudo

5 = Siempre

0 = No

Si su puntuación es mayor de 60 es aconsejable que imprima esta página y consulte con un Médico Psiquiatra o Psicólogo para que le realice una evaluación diagnóstica ya que puede estar padeciendo una Adicción a Internet.Este test no reviste carácter diagnóstico.

Adicción, Internet y consumismo

Sábado, Junio 21st, 2008

Padres en caos, hijos en riesgo (I)

EL PAIS, Montevideo
Agosto 13, 2006
 

Imagen169822
Padres en caos, hijos en riesgo

Los progenitores de hoy se encuentran desorientados: no cuentan con modelos para criar a sus hijos en tiempos de excesivos estímulos de todo tipo que se modifican a una velocidad superior a la del pensamiento. Los niños y adolescentes dan señales de auxilio

MAGDALENA HERRERA
“Mamá, tengo un debate mañana en el colegio y me tocó defender la postura más fácil”, me dijo mi hijo adolescente la semana pasada. “¿Sí? ¿Cuál es el tema?”, le pregunté. “¿Está la juventud perdida?”, contestó, y sin tiempo a que le interrogara qué postura debía defender señaló: “Por suerte me tocó que sí, que está perdida. Es mucho más fácil. Los voy a arrasar”. ¿?
“¿Por qué me mirás con esa cara?”, interrogó.

“Porque no creo que sea la más fácil”, le señalé.

“¿Cómo que no? Ya entré a Internet y ¿sabés cuál es la única moda de la que se habla para el verano que viene? Del tiburón, una nueva droga que llega a Punta del Este. Mamá, ¿me vas a decir que no está perdida? Solo con ese argumento los mato”, reflexionó orgulloso.

“Tu sabés que no todo lo que hay en Internet es cierto, hemos hablado que se debe discernir….”, comencé a decir.

“¿De qué lado estás?”, contestó mientras se volvía a internar en la red de redes en busca de más argumentos que avalaran su posición.

Inmediatamente encontró el titular de El País del martes pasado: “Línea antidroga recibió 444 llamadas en un mes. El 75% de los casos son consumo de pasta base.” “¿Qué me decís ahora, mamá? Ya calculé: en un año son más de cinco mil llamados”.
Más allá de la visión un tanto apocalíptica de un adolescente uruguayo, el diálogo tiene su correlato en las tantas interrogantes que se hacen los padres sobre la realidad que les toca vivir. Desde la sencillez de la pregunta: “mi hija de 6 años me pidió un celular para el Día del Niño, ¿qué hago?” hasta casos bastante más complejos que el consumismo abusivo, y que justamente llegan a la Línea Antidrogas. Padres desesperados en busca de orientación por las adicción de sus hijos a la pasta base, o esa mamá que, sin hacerlo público, a medianoche debe ir a recoger a una joven de 13 años internada en un sanatorio privado, casi al borde de un coma alcohólico. “Si le di todo ¿porqué me pasa esto?”, le preguntó al terapeuta.
Internet y los videojuegos son también tema de discusión: “¿Cuántas horas lo dejo? ¿El tuyo está enchufado todo el día como el mío?”.
Reina la desorientación entre progenitores, sustentado por una cultura posmodernista donde la velocidad de los cambios y el exceso estímulos externos, no corren en paralelo con el pensamiento crítico de los adultos, y mucho menos de los niños y jóvenes.
ESTUDIO. Ya hace un par de años, un estudio sobre la realidad adolescente, auguraba de alguna forma un futuro nada promisorio, y colocaba especial énfasis en la incertidumbre que manifestaban los jóvenes. Concluía sobre la necesidad de que los adultos ocupen su lugar y delineen límites básicos, porque ahí si “los jóvenes se encontrarían habilitados y podrían construir sus propias y válidas normas de convivencia”. La investigación realizada entre 1992 y el 2003, por tres expertas en el tema, las psicoterapeutas Rita Perdomo, Cristina Pereiro y Alicia Costanzo, se desarrolló mediante entrevistas a jóvenes entre 15 y 19 años, así como también a adultos.
Unos años después de esas conclusiones, una de las autoras del estudio, la psicoterapeuta Alicia Costanzo, explica que si se toman los tres grandes ejes -cultura, familia e hijos- se puede afirmar que se ha producido un gran cambio en la cultura que se ha correspondido de igual forma en la familia, y a la vez repercutido en los hijos.
“La sociedad está inmersa en una cultura de una gran velocidad, generada por estímulos de todo tipo. La imagen de videoclip es muy representativa de la cultura actual. Es una imagen de velocidad, pero que no implica de pensamiento sino simplemente de resolución de cosas. En otras palabras, rápidamente se da respuesta al estímulo, pero no siempre eso está acompañado por la reflexión o el análisis crítico. Eso primero se trasmite a los padres: “queremos esto ya, buscamos adelgazar ahora y en este instante, deseo este producto ahora, no dejo pasar en el tránsito porque estoy apurado”. Se produjo un gran cambio en cuanto a las expectativas sobre las cosas y las personas. En este mundo estamos criando a nuestros hijos y les estamos trasmitiendo muchos dobles mensajes”, indica.
IDENTIDAD. El psicólogo clínico y educacional, Roberto Balaguer Prestes, avala la teoría que actualmente se vive en “un mundo de un consumo frenético”. “Es la forma de adquirir identidad; como que estamos conducidos a consumir, cada uno en su franja etaria, y donde todas las situaciones son pasibles de adicción. Estamos inmersos en una era frenética, de búsqueda de identidades a través de los objetos, de los vínculos y de las actividades. Entonces, es un mundo muy adictivo, es cierto, pero en lo que a mi especialización se refiere -la tecnología- también a veces se observa que es la que sostiene a muchos chiquilines, llámese por la televisión, la computadora o el videogame. Pasan más tiempo conectado a esos objetos que con los papás. ¿Es culpa de los padres? Yo creo que la respuesta está en la sociedad en la que vivimos. En nuestro caso además, en un país tercermundista, donde se debe tener dos o tres empleos para sobrevivir”.
La realidad que abruma a padres e hijos lleva inevitablemente a que los objetos terminen convirtiéndose en los dadores de felicidad y brindadores de protección y seguridad.
“La pantalla de una computadora es uno de los lugares más seguros que hay, porque se controla todo y se puede decidir lo que uno quiere que aparezca y lo que no, con quien se quiere hablar y con quien no. A veces se tiende a demonizar la tecnología, pero se niega también el compromiso social que ésta tiene. Es espantoso lo que estoy diciendo pero se observa a muchas mamás y papás que prefieren que estén frente a la televisión o la computadora, porque saben que así los hijos se quedan tranquilos. Se observan muchas paradojas, porque por un lado hay padres que se quejan que sus hijos viven enchufados pero por otro lado no tienen tiempo para jugar, estudiar o simplemente conversar con ellos. Se observa una suerte de orfandad”, señala Balaguer.
Ese mundo repleto de estímulos, desde el consumo de objetos de todo tipo hasta la adicción al alcohol o la droga, deriva en padres completamente desorientados a la hora de poner límites. “Se les complica mucho en todo sentido -señala Alicia Costanzo- porque en esta posmodernidad, si de alguna manera puede llamarse, se ha difuminado mucho la imagen de la autoridad. Y no tener una autoridad - para los hijos especialmente- genera que se sientan muy expuestos y sin amparo. A eso se suma que ahora la información no llega por intermediación de los padres como antes, sino que se les está bombardeando permanentemente por la televisión o Internet. Existe una vía directa, una especie de cable enchufado en la cabeza de adultos y de niños (como en la película Matrix), frente a lo cual es muy difícil detenerse para poder pensar y ser crítico”.
POSTURA. ¿Cómo se posicionan los padres frente a cambios que los superan por su vertiginosidad? ¿Mantienen sus valores de siempre y los imponen como sea? ¿Tratan de adaptarlos a la realidad actual? ¿Se adaptan tanto que dejan sus valores de lado? “Es todo un lío -asegura Costanzo- y los padres están muy desorientados a la hora de encontrar su verdadero rol. Porque tampoco es cuestión de que porque no me gustan los programas de televisión o Internet, saco todo de la casa. Sería como desconectar a los hijos del mundo, y generaría efectos totalmente adversos. Tampoco pasa por permitir todo. Creo que la respuesta debe buscarse por el lado de una postura crítica, según las edades, y también de los límites. Muchas veces los padres no quieren parecerse a ese modelo de progenitor autoritario y castrador, y terminan siendo demasiado permisivos. En una forma muy simplificada, luego se ven esos chicos que piden esto o aquello en el supermercado, y si no se lo dan arman todo un berrinche. Esa misma situación puede generarse en otro ámbito bastante más problemático como las adicciones”.
PERDIDOS. La falta de modelo también tiene su cuota de responsabilidad en la desorientación a la hora de educar hijos. “Antes, existían modelos hegemónicos que se seguían, flexibilizándolos o no. Hoy, los padres se encuentran perdidos porque se quedaron sin modelos. No quieren tener aquellos que consideraron que no eran buenos, pero hasta ahora no se han armado del todo los nuevos. Cada uno arma lo que puede, a veces con facilismos y otras no”, expresa la psicóloga Alicia Costanzo.
De alguna forma, la relación padre con hijos se fue “horizontalizando”, y se han desdibujado los roles. A veces porque es hasta más cómodo para los padres, pero genera esa suerte de orfandad, según explica Balaguer. “Yo lo llamo el pasaje de la familia Ingals a los Simpson. Los Ingals eran como un referente del patriarcado, el padre que se hacía cargo de la familia, protegía y cuidaba a todos. En la otra vereda está Homero Simpson que es el paradigma posmoderno: más que un referente es un obstáculo. Termina como molestando porque siempre pone su narcisimo por delante. Y es un poco lo que estas generaciones, tratando de sobrevivir, haciéndonos cargo de nosotros mismos, pero a la vez de otros más pequeños”.
En la clínica se observa mucho esos padres dadores, que ofrecen hasta la vida por sus hijos. Le dan todo lo que piden, pero a veces no lo que necesitan como por ejemplo el tiempo, indica Balaguer, y Costanzo agrega: “se ha tercerizado mucho el rol de la familia con guarderías, clubes, clases, etc. Luego vienen los padres culposos, que como tienen hijos de agenda completa, no pueden ponerles límites. Existe un tema importante que es la falta de tiempo o la falta de tomarse tiempo para la comunicación”.

continuará mañana

¿No duermes por ver Internet? Ve al médico

Sábado, Junio 21st, 2008

El uso compulsivo de la Red ya se trata en algunas clínicas y centros de desintoxicación - Los expertos discrepan sobre si es una enfermedad en sí misma o el reflejo de otras patologías

MARÍA R. SAHUQUILLO 02/04/2008

EL PAIS de MADRID

Si lo primero que hace nada más levantarse por la mañana es encender el ordenador y conectarse a Internet, revisa su correo electrónico cada cinco minutos o pasa más de 30 horas semanales -fuera del uso laboral- enganchado a la Red, tiene usted un problema. Algunos le definirían como un “adicto a Internet”. Otros aseguran que este trastorno no existe, y hablan de un uso “excesivo” o “abusivo” de la Red. ¿Adictos?, ¿simples fanáticos de Internet? Mientras el debate entre psiquiatras y expertos en nuevas tecnologías se acalora, algunos ayuntamientos han incluido la Red en sus planes de adicciones. Además, algunas clínicas ya tratan a pacientes de esta “adicción no química”. Un problema que, dependencia o no, puede condicionar la vida.

 

 

¿Te consideras adicto a Internet?

ENCUESTA - 1473 - Resultados


La noticia en otros webs

Iván pasaba unas diez horas al día conectado a la Red. Era su vida

Alrededor de un 5% de los pacientes de Proyecto Hombre son ‘ciberadictos’

Una mezcla de campamento y clínica trata a jóvenes en Corea

Las páginas de sexo, juego o compras son “especialmente adictivas”

Algunas capitales han incluido Internet en sus planes de adicciones

En EE UU un centro da talleres para reflotar la pareja tras una ‘ciberinfidelidad’

Pero ¿existe la adicción a la Red?, ¿es una enfermedad? La respuesta es complicada

sigue en:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/duermes/ver/Internet/Ve/medico/elpepusoc/20080402elpepisoc_1/Tes

Entrevista Radio Nederlands

Sábado, Junio 21st, 2008

Adicción a Internet III  (06-05-2008)

Internet es básicamente placentero, de ahí que tenga posibilidades de tornarse una adicción. Aparece un aumento de la autoestima en los casos de adicciones, ya que encuentran en esta “vida alternativa” un placer, una sensación de intimidad, pocas veces lograda y una sensación de “ser uno mismo”.

MAS INFO;

RADIO NEDERLANDS (Holanda) en ESPAÑOL:

http://www.informarn.nl/articlesbytag?tag=Roberto+Balaguer++Prestes