Archive for the ‘Entrevistas’ Category

Canal 10 lanzó el portal “Hablemos en casa”

Viernes, Septiembre 30th, 2011

Para los que han perdido la esperanza

Sábado, Octubre 10th, 2009

EPS- Salud

Martes, Abril 14th, 2009

comuncacion_salud_2.jpg 

Eps Salud es una página dedicada a la Divulgación Científica Pública.

A través de la Prof. Farma. Silvia Chort me han contactado y han tenido la amabilidad de invitarme a colaborar con trabajos junto a figuras como el Dr. Teun van Dijk (Univ. Pompeu Fabra), Dr. Angel Diaz Barriga (UNAM),  Prof. Dr. Javier Echeverria (U. del Pais Vasco) y el Dr. Carles Monero Font (UAB) entre otros destacados investigadores.

Siendo todo un honor para mí, les deseo desde este espacio la mejor de las suertes.

sitio-web2.jpg

 

Nacidos con la red

Sábado, Enero 10th, 2009

803300.jpgEse es el  título elegido por Cristina Saez para su artículo sobre los nuevos jóvenes en La Vanguardia. Le agradezco a Cristina el tomarme en cuenta para esa nota, en la cual también aparecen otros miembros y amigos del Observatorio para la Cibersociedad (OCS) como su Presidente Joan Mayans y el colega Angel Gordo López, quien hace unos meses atrás me invitara a dar una charla en la Complutense de Madrid, más exactamente en Somosaguas para su grupo de trabajo Cibersomosaguas. Aparecen también en el artículo opiniones de Francesc Nuñez,  de Aníbal de la Torre y de Pau Marí-Klose. Para leer el artículo completo


Entrevista para Portal Educativo Ceibal

Lunes, Diciembre 22nd, 2008

logo_ceibal.gif Con mucho gusto recibo la entrevista que me realizaran para el “Portal Educativo Ceibal” correspondiente al OLPC uruguayo: el PLAN CEIBAL.  Gracias una vez más a Graciela Rabajoli y a Marcela Brenner por considerarme para aportar a este cada vez más nutrido portal.  Un honor para mí contribuir con otro granito de arena a este proyecto tan audaz.Pronto comentaré acerca de los talleres llevados  a cabo en Montevideo en las primeras escuelas piloto del PLAN CEIBAL.
Share/Save/Bookmark

Los bulos se disfrazan de noticias en la Red

Miércoles, Octubre 1st, 2008

REPORTAJE

La escalada de ‘ciberrumores’ fuerza a dirigentes y empresas a desmentirlos, pero eso aumenta su efecto - Algunas voces sugieren revisar las reglas de Internet para distinguir la información veraz

C. PÉREZ-LANZAC 30/09/2008

EL PAIS DE MADRID

El rumor siempre existió, pero lo que en el pasado era leyenda urbana se amplifica en grandes bulos a través de Internet. Afectan a empresas, políticos o individuos y han generado tal preocupación que el Parlamento Europeo decidió la semana pasada abrir un debate para poner ciertos límites a los blogs. El mismísimo Tim Berners, padre de la World Wide Web, ha creado una fundación para estudiar, entre otras cosas, la fiabilidad de los contenidos.

 

 

¿Cree necesario perseguir legalmente la difusión de bulos por Internet?

ENCUESTA - 759 - Resultados

La noticia en otros webs

Un SMS generó colas de clientes para sacar dinero de un banco

Fermín Bouza: “Lo peor es desmentir falsedades. Supone hacerlas oficiales”

La eurodiputada Mikko propuso al Parlamento regular los ‘blogs’

El año pasado unas 3.000 personas cayeron víctimas del ‘phising’

Dos de cada tres internautas distinguen mal la mentira y la realidad

Hay ‘webs’ cuyo fin es desmentir o confirmar lo que circula

El pasado 24 de septiembre decenas de personas empezaron a formar cola ante las sucursales en Hong Kong del Bank of East Asia (BEA), uno de los bancos más importantes de la ex colonia británica. Eran clientes y querían retirar sus ahorros en ese mismo instante. Estaban nerviosos. Todos ellos habían sido alertados vía correo electrónico o SMS de la supuesta quiebra inminente de la entidad, afectada por la de Lehman Brothers y por la crisis financiera. El mensaje seguramente había llegado procedente de algún familiar o un amigo con muy buena intención. Lo que no está tan claro es que su origen fuese igual de inocente. ¿Un competidor con muy mala baba? Es probable.

Alarmadas, las sucursales empezaron a repartir octavillas entre los clientes que hacían cola para dejar de serlo, pero eso no frenó el pánico. Pocas horas más tarde, la entidad se veía obligada a publicar un comunicado blandiendo su higiene contable. El responsable de la autoridad monetaria de Hong Kong, Joseph Yam, también salió en su defensa: “Puedo confirmar categóricamente que los rumores son infundados”.

Quizá en los últimos días usted haya recibido un correo similar. En España empiezan tímidamente a circular SMS alertando de la debilidad de tal o cual banco. Y la rumorología tiene en la actual preocupación económica un caldo de cultivo ideal (el 44% de los ingleses, que ha visto caer varias entidades en los últimos dos años, teme que su dinero no esté a salvo en el banco, según una encuesta de The Times). El rumor de toda la vida que antes circulaba entre una pequeña proporción sumado al genial, y en este caso muy peligroso poder de difusión de las nuevas tecnologías, hace que rápidamente su alcance se multiplique por ¿cien? ¿mil? ¿un millón? Depende del interés que suscite la “noticia” o bulo en cuestión. Los que afectan a nuestro bolsillo siempre se difunden con velocidad. Y un rumor de este tipo lanzado en el momento adecuado puede provocar una espiral de pánico, una cadena de desastres económicos.

Estamos rodeados de bulos, no es nuevo. Y los hay de todo tipo: interesados y bienintencionados. Empresariales o chismosos. Sobre productos que consumimos diariamente o sobre personajes famosos. Hagan un repaso mental. Está el de Ricky Martin encontrándose a una niña y su perro en Sorpresa, sorpresa; el de los 4.000 judíos que no fueron a trabajar al World Trade Center el 11-S; el de los móviles que explotan de repente; los idilios de José María Aznar con Rachida Dati, la ministra francesa de Justicia, o con la actriz Cayetana Guillén Cuervo; el de que Tommy Hilfiger es racista y nunca utiliza modelos de color… También los hay muy crueles. Hace meses se corrió la voz de que España iba a abrir un proceso de regularización extraordinario, lo que atrajo a cientos de inmigrantes con falsas esperanzas. Imaginen su decepción posterior.

De entre todos los bulos, los políticos son de los más populares y peligrosos, ya que muchos acaban calando en el imaginario colectivo y sus consecuencias son difíciles de medir. El pasado 9 de septiembre, en vísperas del séptimo aniversario del 11-S, el corresponsal de The New York Times en Egipto, Michael Sackman, contaba que entre un gran número de egipcios sigue calando la idea de que EE UU e Israel estuvieron implicados en el atentado. Una impresión que confirma Haizam Amira Fernández, investigador del mundo árabe del Real Instituto Elcano. “Cuando hablo con árabes lo vivo constantemente. Un número muy elevado de ellos, gente formada, cree que Al Qaeda es una invención de EE UU”.

En China, un gran porcentaje de la población está convencida de que existe un complot internacional para desacreditar al país y de que la información que se dio sobre las protestas del Tibet estaba hinchada por medios interesados. Por no hablar de España, donde tenemos nuestra buena dosis de bulos políticos. ¿Qué efecto tienen estas ideas en nuestros votos, en el rumbo de nuestros países y en general del planeta?

La pregunta del millón es por qué siguen calando tantos bulos. Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, tampoco se lo explica. “Míranos a nosotros. Por más que denunciamos las mentiras que circulan por Internet, por más que avisamos a la gente de que no reenvíe los mensajes en cadena que recibe y que no se los crea, el año pasado unas 3.000 personas cayeron víctimas del phising (estafa electrónica). ¿Por qué sigue picando la gente? Porque necesita recibir noticias que les gusta oír. Y lo que no podemos enseñar a la gente es a tener sentido común”. La opinión de Ofelia Tejerina, abogada y experta en nuevas tecnologías, va en esa línea: “Normalmente cuesta más contrastar una información que creérnosla. Es una máxima de vida, no sólo del universo Internet. En general nos creemos lo que nos cuesta poco creer”. “Para que un rumor se difunda tiene que tener alguna base, aunque sea un vago referente”, reflexiona Fermín Bouza, catedrático de Sociología y experto en opinión pública. “Y luego están los bulos incontrastables, los imaginarios, a los que se apunta enseguida la gente fantasiosa y que no se van nunca precisamente por ser incontrastables. Permanecen. Los rumores son viejísimos y están muy estudiados. Cuando uno empieza a circular la gran duda de sus protagonistas es si conviene desmentirlo o no. Hace tiempo se salía al paso convocando ruedas de prensa para desmentirlos, pero eso es lo peor que se puede hacer porque supone hacerlo oficial”.

La responsable de relaciones públicas de una importante empresa que se ha visto implicada en varios bulos en los últimos años, explica cuál es su forma de actuar cuando surge uno nuevo: “Lo más importante es no sobrerreaccionar. Eso es fundamental. Lo primero que hay que hacer es medir el impacto del bulo. ¿Que 100 clientes te llamen para informarse sobre el rumor en cuestión es mucho o poco? Una vez calculamos su alcance, puede que decidamos poner en marcha un plan de crisis para frenar una caída del reputational risk que lo llamamos (el riesgo de reputación). Pero hay que ser prudente en la reacción, mantener la tranquilidad y aguantar el tirón. Nunca se debe acudir a los medios. Aunque parezca increíble, lo peor que te puede pasar es que salga una noticia sobre el asunto incluso para desmentir el rumor y defenderte. Si es necesario se lanza una campaña de información (publicidad, entrevistas…), pero siempre con información pro activa, nunca negativa”.

Esta máxima es aceptada por la mayoría de quienes se habían sentido afectados por rumores, por eso muchos se sorprendieron cuando José María Aznar decidió desmentir su supuesto idilio con Rachida Dati, multiplicando él mismo la difusión del rumor. El Bank of East Asia, desesperado, también optó por tranquilizar a sus clientes. ¿Habría aterrizado esta noticia ante sus ojos si no lo hubiese hecho? ¿O se habría quedado el banco sin depósitos si hubiese permanecido en silencio?

Internet, con su rapidez y su facilidad para opinar en el anonimato, se ha convertido en la portería del mundo. “La Red es el mundo del bulo por excelencia”, continua Bouza. “La única manera sana de navegar por Internet es siendo absolutamente escéptico. Antes de creer cualquier cosa hay que ponerla en cuarentena porque estamos rodeados de bulos”, insiste. “El conventillo o chusmerío propio de las pequeñas villas, se ha trasladado también a la Red”, insiste el psicólogo Roberto Balaguer, experto en tecnología. Es tal la cantidad de spam, rumores, tonterías que circulan en correos, blogs y webs que al invento del siglo le está costando la reputación. “El chusmerío en parte ha tirado por tierra aquellos deseos muy políticamente correctos de los inicios de Internet de que permitiría hacer oír la voz de la gente y que eso traería consigo una mejor ciudadanía, etcétera”, explica Balaguer. “La Red se parece cada vez más a la otrora llamada vida real. Las teorías conspirativas generalmente se difunden porque se sigue la lógica del ‘por las dudas”, continúa. “Difundir no implica necesariamente tomar posición, pero uno da cuenta al hacerlo de estar alerta frente a las posibilidades que sea cierto. Los bulos funcionan como un movimiento bajo las aguas, sobre el lecho marino, que a veces forma una pequeña ola y otras un gran tsunami más allá de corresponderse o no con la verdad”.

Hay webs que se dedican a desmentir o confirmar algunos de los rumores más populares que circulan por ahí (como snopes.com o museumofhoaxes.com, ambas en inglés). Pero su labor es muy pequeña. La realidad es que los internautas están cada vez más confusos: dos de cada tres tiene dificultades para diferenciar bulo de información, según un estudio realizado entre 2.283 personas por la Asociación de Internautas este año. El 44% de los encuestados calculan que reciben entre uno y cinco bulos a la semana. Aparte de las noticias falsas que llegan a nuestra bandeja de entrada, en ciertas webs y blogs de apariencia periodística se difunden rumores bajo el anonimato y sin necesidad de rectificar si la noticia acaba desmintiéndose. Eso aumenta la confusión. ¿Es esto verdad? ¿Es esta web de fiar? “Hoy hay más voces que suenan y por momentos se torna en una situación cacofónica donde no se sabe quién, cuándo y por qué dice la verdad”, explica Balaguer. “Como medidas preventivas frente a esto sólo cabe fortalecer la confianza en las fuentes en una situación donde esas fuentes también deben ir eligiendo y decantando sus propias fuentes en un circuito infinito”.

Preocupada por este guirigay virtual, el pasado mes de junio la eurodiputada socialista estonia Marianne Mikko presentó en el Parlamento Europeo un informe animando a la Unión Europea a regular las bitácoras virtuales de sus ciudadanos. “No consideramos los blogs una amenaza, pero es cierto que están en posición de contaminar considerablemente el ciberespacio”, explicó la eurodiputada ante la Eurocámara. “El hecho de que no se indique ni se dé a conocer el estatuto de los autores y editores de blogs causa inseguridad en lo relativo a la imparcialidad, la credibilidad, la protección de las fuentes, la posibilidad de aplicar códigos éticos y la responsabilidad jurídica (…). Necesitamos una marca de calidad, que se aclare quién escribe y por qué”. El liberal alemán Jorgo Chatzimarkakis apoyó a la diputada estonia argumentando que los blogs pueden ser utilizados “por grupos de presión o empresas para hacer circular sus mensajes (…). Son un potente instrumento que podría llegar a percibirse como una amenaza al pluralismo si no se realiza un seguimiento”. Finalmente, el informe fue aprobado la semana pasada (307 votos a favor y 262 en contra). En él, los eurodiputados acordaron abrir un debate para aclarar la responsabilidad de los autores en el contenido que publican o las fuentes que utilizan. Todo esto le ha costado a Mikko una lluvia de críticas en la Red, muchas de ellas por supuesto tras el anonimato que permite la Red y que ella misma critica.

Uno de los que más afectado se ha mostrado por los actuales derroteros de la Red es su propio padre, el matemático británico Tim Berners, uno de los artífices de su nacimiento, allá por 1989. El pasado 14 de septiembre, Berners alertó de la necesidad de separar en la Red los simples rumores de las noticias científicas contrastables. Berners comentó que se sentía preocupado del peligro de que sectores interesados usen Internet para propagar sus ideas. “Cualquier teoría conspiratoria puede llegar a miles de personas y causar un enorme daño”, comentó Berners a la BBC con motivo del lanzamiento de su fundación World Wide Web Foundation (http://www.webfoundation.org/), que se dedicará, entre otras cosas, a examinar la fiabilidad de la web.

Pequeños pasitos ante un cóctel difícil de frenar: el atractivo del rumor, la ingenuidad de muchos internautas, el interés de otros y un poder de difusión desconocido hasta ahora y cuyas consecuencias todavía estamos descubriendo.

Internet 3.0

Viernes, Agosto 1st, 2008

untitled.bmp24/07/2008

MARÍA OVELAR / REVISTA MAN, España

Internet 3.0: ¿La Red se vuelve inteligente?

El Campus Party vuelve a convertir Valencia en la capital mundial del ciberespacio, con 6.000 internautas y expertos reunidos y una duda común: ¿cuál será la próxima revolución en Internet?

Cuando un empresario preguntó hace poco a Eric Schmidt, presidente de Google, sobre el significado de Web 2.0. y Web 3.0., Schmidt contestó: “Lo primero es marketing, lo segundo se lo ha inventado usted”. Pero, tras la revolución del 2.0. que convirtió la red algo más creativo y participativo (blogs, redes sociales, etc.), la tercera generación está a la vuelta de la esquina. Las previsiones van desde un ciberespacio en 3D más social y multimedia, a una máquina cercana al Hal de 2001: odisea en el espacio. Muchos expertos coinciden en que la Red será inteligente y podrá adelantarse a los deseos del internauta. Al parecer, Nicholas Negroponte no estaba loco: este célebre visionario del mundo digital aseguró que en el futuro las cosas serían capaces de pensar como los humanos. Tres expertos de la red analizan el asunto de cara al Campus Party (Valencia, del 28 de julio al 3 de agosto. www.campus-party.org).

Los vigilantes del ciberespacio
Joan Mayans (Ibiza, 33 años). Roberto Balaguer (Montevideo, Uruguay, 41).

Pocos ven las cosas tan claras como Joan Mayans. Este antropólogo de 33 años preside el Observatorio de la Cibersociedad, un espacio independiente dedicado al estudio y a la publicación de temas relacionados con Internet. “Nació en el año 2000 y sus objetivos son debatir, crear proyectos y analizar la relación sociedad- tecnología. En el observatorio, nos interesan los temas sociales, no la tecnología”, cuenta desde Arenys de Munt, en el Maresme catalán, donde vive y trabaja. El autor de Género chat fundó este escenario virtual mientras realizaba su tesis doctoral. “No encontraba con quien intercambiar ideas sobre mi proyecto. Así que abrí la web como lugar de encuentro”.

Hoy el proyecto cuenta con 2.000 miembros y la página (www.cibersociedad.net) está cuajada de artículos de opinión, ensayos y estadísticas sobre la Red. Además, cuenta con un centro físico, el CitiLab de Cornellà. Un saber digital en el que Mayans se basa para aventurar: “Dicen que en unos años Internet será accesible desde una multitud de dispositivos. Hemos pasado de los ordenadores a los portátiles de sobremesa, a los teléfonos móviles, a los televisores, las consolas… En poco tiempo la Red se independizará del soporte técnico. Algún día nosotros estaremos conectados a Internet, o lo estarán algunos dispositivos que llevaremos incorporados en nuestro cuerpo”. Un escenario muy cercano a las novelas de ciencia ficción de Philip K. Dick. Un futuro de lo más inquietante y útil: “El futuro es la web semántica, lo que algunos llaman la web 3.0. Es decir, una web capaz de entendernos. La web 3.0 en teoría podrá entender nuestros deseos y adelantarse a ellos, ofreciéndonos cosas que nosotros estamos buscando”. Al parecer, la Web 3.0 también entiende de gustos. ¿Está España preparada para un reto de este calibre? “La situación española no es de color de rosa. Las políticas de apoyo económicas llegaron tarde. Queda mucho camino por recorrer”. Para que España no pierda el tren, Mayans recomienda: “No ir a remolque y crear un modelo diferente y propio de la Red”. Su compañero, el psicólogo uruguayo Roberto Balaguer, añade: “España debe transformarse en líder de los hispanoparlantes del mundo –450 millones y creciendo–, tarea en la que ha fallado hasta el momento. Para eso debería desarrollar una industria audiovisual similar a la industria literaria”.

El lenguaje de las bitácoras
Rasmus Lerdorf (Groenlandia, Dinamarca; 39).

Dicen que cada vez que se cierra una puerta en Internet, un internauta abre una ventana. Rasmus Lerdorf ha abierto muchas. La primera en 1995: “Quería saber cuánta gente leía mi curriculum. Lo tenía colgado en mi página web. Así que creé un lenguaje que lo calculara”. Rasmus, nacionalizado canadiense, bautizó a su criatura PHP, las iniciales de Personal Home Page, una aplicación para crear webs. Su invento fue un éxito: sus amigos se interesaron por él al principio, y más tarde toda la blogosfera cayo rendida ante sus ventajas. Se trataba de una herramienta dinámica y sencilla. Hoy, PHP es uno de los lenguajes de programación para web más empleados y su comunidad de programadores es una de las más sólidas y amplias. Es el lenguaje en el que están escritos sitios como YouTube o Yahoo!

Lo sorprendente es que su inventor, a diferencia de otros emprendedores de la Red, no es millonario, ni siquiera tiene acciones de su producto. “Es software libre, gratuito y de código abierto. Todo el que quiera puede utilizarlo para sus propios proyectos”. Y añade: “Ése debería ser el futuro de Internet. El código abierto permite que los programas crezcan y se desarrollen porque cualquiera puede copiarlos, distribuirlos y reescribirlos libremente. Sus instrucciones están a la disposición de cualquiera a través de Internet”. Lerdorf cumple a rajatabla el patrón del buen bloguero: compartir, crear y participar. “La web 1.0 era estática y se parecía mucho a un periódico. La Web 2.0 es interactiva: cualquier movimiento de un internauta enriquece la Red. Siempre hay alguien ahí fuera que puede ayudarte con un problema de PHP”.

Sobre el futuro, cree que “en la 3.0, las protagonistas no serán las webs personales. Será una gran maraña de información, súper relacionada. El usuario dispondrá de una única contraseña que le permitirá acceder a toda su información. Así no tendrá que escribir una y otra vez su nombre, apellidos, ciudad de domicilio, edad… Todo quedará almacenado en una gran base de datos”. Esto no sólo traerá aparejadas ventajas sociales. Los médicos, por ejemplo, podrán disponer de información para ofrecer atención médica a sus pacientes. Este visionario, que ahora trabaja para Yahoo!, asegura que siempre ha disfrutado solucionando problemas. Reconoce que la mayoría de los usuarios no conocen las herramientas con las que trabajan. “Pero es que al usuario le debe dar igual cómo esté construida una página. Lo único que importa es que los sitios funcionen y sean útiles”.

En el corazón de Silicon Valley
Mary Hodder (Berkley, California; 41 años). Responsable de Napsterization, un blog que estudia los usos que la gente da a Internet, Mary Hodder vive e investiga en Silicon Valley desde hace más de una década. Actualmente trabaja unas 18 horas diaras en varios proyectos y cree que la tercera generación de Internet está a la vuelta de la esquina: “Dentro de poco Internet será inteligente. No hará falta buscar por palabras clave como “hotel” y “Barcelona”. Podremos preguntar: “Necesito viaje y hotel en Barcelona para el día de Navidad. Viajamos con gato”. Además la web aprenderá el resultado para la próxima búsqueda”.

Las redes sociales como MySpace o Facebook seguirán creciendo, según ella. “La diferencia es que va a aumentar el número de formas en que conectan a sus miembros. Además, será de lo más normal que una persona tenga varias identidades en su vida virtual”.

Tampoco duda de los avances tecnológicos: “El iPhone va a revolucionar la forma en la que la gente se relaciona con su entorno. Podremos surfear Internet en cualquier momento y lugar”. Hodder opina que si los terminales Blackberry han sacado el correo electrónico del escritorio, el teléfono móvil de Apple hará lo mismo con la web. Los retos a los que se enfrenta el Internet del futuro son la seguridad y la escala: “El número de usuarios crece a la velocidad de la luz y los internautas confían cada vez más en la Red. Es necesario hacer de Internet un lugar seguro”, subraya Hodder.

Disoponible en: http://www.revistaman.es:80/Man_Selecciona/Internet-30-La-Red-07-2008-64891.html

¿No duermes por ver Internet? Ve al médico

Sábado, Junio 21st, 2008

El uso compulsivo de la Red ya se trata en algunas clínicas y centros de desintoxicación - Los expertos discrepan sobre si es una enfermedad en sí misma o el reflejo de otras patologías

MARÍA R. SAHUQUILLO 02/04/2008

EL PAIS de MADRID

Si lo primero que hace nada más levantarse por la mañana es encender el ordenador y conectarse a Internet, revisa su correo electrónico cada cinco minutos o pasa más de 30 horas semanales -fuera del uso laboral- enganchado a la Red, tiene usted un problema. Algunos le definirían como un “adicto a Internet”. Otros aseguran que este trastorno no existe, y hablan de un uso “excesivo” o “abusivo” de la Red. ¿Adictos?, ¿simples fanáticos de Internet? Mientras el debate entre psiquiatras y expertos en nuevas tecnologías se acalora, algunos ayuntamientos han incluido la Red en sus planes de adicciones. Además, algunas clínicas ya tratan a pacientes de esta “adicción no química”. Un problema que, dependencia o no, puede condicionar la vida.

 

 

¿Te consideras adicto a Internet?

ENCUESTA - 1473 - Resultados


La noticia en otros webs

Iván pasaba unas diez horas al día conectado a la Red. Era su vida

Alrededor de un 5% de los pacientes de Proyecto Hombre son ‘ciberadictos’

Una mezcla de campamento y clínica trata a jóvenes en Corea

Las páginas de sexo, juego o compras son “especialmente adictivas”

Algunas capitales han incluido Internet en sus planes de adicciones

En EE UU un centro da talleres para reflotar la pareja tras una ‘ciberinfidelidad’

Pero ¿existe la adicción a la Red?, ¿es una enfermedad? La respuesta es complicada

sigue en:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/duermes/ver/Internet/Ve/medico/elpepusoc/20080402elpepisoc_1/Tes

El «ciberlenguaje», un invento adolescente

Sábado, Junio 21st, 2008

Se trata de un nuevo fenómeno creado por los más jóvenes, que para algunos deforma el lenguaje y para otros, se trata de un signo de identidad.

Neuquén > El auge de las comunicaciones por chat, mensajes de texto enviados por teléfonos celulares (sms) y mediante el programa informático Messenger, de los últimos años, ha generado un “nuevo lenguaje” o código de escritura que es utilizado esencialmente por adolescentes.
Se trata de una nueva jerga que deforma el idioma hasta convertirlo casi en un jeroglífico que sólo quienes lo utilizan lo pueden decodificar fácilmente.
El fenómeno ha generado diversas opiniones en el campo científico. Por un lado, están quienes creen que se trata de un lenguaje que les da una identidad a los adolescentes, en su intento de diferenciarse del mundo adulto. Y por otro, están quienes piensan que esta “moda” significa la pauperización y destrucción de la lengua.
Este tipo de uso de la escritura tiene como característica principal la síntesis en pocas letras de lo que se quiere transmitir. Por ejemplo, la frase “te quiero mucho” se traduce en “tkm”.

Sigue en:

 http://www.lmneuquen.com.ar/08-06-13/n_especiales110.asp

Entrevista Radio Nederlands

Sábado, Junio 21st, 2008

Adicción a Internet III  (06-05-2008)

Internet es básicamente placentero, de ahí que tenga posibilidades de tornarse una adicción. Aparece un aumento de la autoestima en los casos de adicciones, ya que encuentran en esta “vida alternativa” un placer, una sensación de intimidad, pocas veces lograda y una sensación de “ser uno mismo”.

MAS INFO;

RADIO NEDERLANDS (Holanda) en ESPAÑOL:

http://www.informarn.nl/articlesbytag?tag=Roberto+Balaguer++Prestes